Cristian Salomón Deutsch, de quien habla Isaías? (1734-1797)

Christian Solomon DeutschSalomón Deutsch nació en Hungría. Por el ambiente Judío ortodoxo en el que se crió, era obvio que dedicaría toda su atención al estudio del Talmud. Se casó muy joven, como era costumbre en esa época, y fue a vivir con su suegro. Alojamiento y manutención fueron provistos, por lo que Deutsch pudo dedicarse más profundamente al estudio de las Escrituras Judías. Sin embargo, cuanto más sabía sobre el Talmud, más se daba cuenta de que estaba descuidando la Palabra misma de Dios. Su conciencia le atormentaba y se decidió a mejorar su vida.

Escape de casa

Cuando su interés alcanzó más allá que sólo el Tanaj (Antiguo Testamento), y también el Nuevo Testamento comenzó a fascinarlo extremadamente, esto no pasó inadvertido. El rabino, muy alarmado y perturbado, le ordenó que se divorciara de su mujer, o que se pronunciara en contra de esta “herejía cristiana”. Por otro lado, sacerdotes de la Iglesia vinieron para tratar de convencerlo de unirse a ellos. Salomón vio solamente un escape. Orando por la guía de Dios, en 1762 se fue hacia Praga. En el camino estudió diariamente las Escrituras. Ya había llegado a Dresden cuando leyó Isaías 53 por primera vez. Este pasaje fue un gran misterio para él.

¿De quién está hablando Isaías?

Deutsch visitó a un rabino local para encontrar una respuesta a la candente pregunta: “¿De quién está hablando aquí el profeta Isaías?” El rabino hizo una cita con Salomón para discutir este capítulo con él en privado. Él se quedó atónito cuando el rabino le dijo con sinceridad que él creía que Jesús de Nazaret ha cumplido esta profecía. Entonces Salomón se fue a Leipzig, Berlín, Amsterdam y Londres en busca de la verdad. Después de recuperarse de una grave enfermedad, Deutsch decidió en 1763 regresar a Holanda. En su viaje por barco a Arnhem, conoció a un cristiano Suizo. En las conversaciones que siguieron, sus ojos se abrieron aún más a Jesús, el Mesías de Israel.

Teólogo y pastor

Deutsch fue bautizado en Amsterdam el 25 de junio de 1767, después de entregar una confesión escrita de su fe: “Jehová glorificado a través del reconocimiento del verdadero Mesías Jesucristo, demostrado a partir de los escritos de los profetas, evangelistas y apóstoles”. Este folleto de 175 páginas fue seguido más tarde por una obra de su autoría en tres volúmenes: “Redención y Salvación Eterna de Israel” (Israëls Verlosinge en Eeuwige Behoudenis). Cristiano Deutsch (como él a partir de entonces quiso ser nombrado) decidió estudiar teología. Deutsch permaneció en Holanda para servir a su Señor y llegó a ser pastor. Hasta su muerte en 1797, trabajó fielmente en Mijdrecht y predicó lleno de amor la salvación en Cristo.