Rabino Loren Jacobs, Jesús me hizo kosher

Siendo estudiante, El Rabino Loren Jacobs sintió que algo faltaba en el Judaísmo al cual estaba expuesto. Empezó a leer la Biblia, comenzando por el Nuevo Testamento. Mientras leía y oraba, se volvió evidente para él que Jesús es realmente el Mesías Judío. Observe su testimonio: “Rabino Loren Jacobs, Jesús me hizo kosher”.

Subtítulos youtube video

Kosher. Kosher significa ser apto, estar limpio para estar bien con Dios, para ser aceptable a Dios. Habiendo crecido en una familia judía, yo nunca habría pensado que llegaría al punto en que podía decir que Jesús me hizo kosher. Pero ¿sabes qué? Él lo ha hecho. Jesús es el Mesías, Él es el más Judío de los Judíos y creer en el Mesías Judío, Jesús, es la cosa más kosher que cualquier persona Judía puede hacer. ¿Kosher? No tanto. Antes de llegar a entender que Jesús es el Mesías, algo faltaba en mi identidad Judía, sentía que no estaba cerca de Dios y me sentía espiritualmente vacío. Historia del Rabino Loren Crecí en un hogar Judío en el área de Chicago. Y como es típico para la mayoría de Judíos, asistí a la sinagoga cuando era niño y aprendí acerca de mi historia Judía, mi cultura y tradición. Y era hermoso, pero encontraba que espiritualmente le faltaba algo, era como vacío. Tuve mi Bar Mitzvah cuando tenía 13 años y continué por uno o dos años después. Sin embargo, por cuanto el Judaísmo al que yo estaba expuesto no respondía las grandes preguntas que yo tenía: ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Para qué estamos aquí? Cuando mueres, ¿no hay algo más?, comencé a buscar en otras áreas: Filosofía, Psicología, Filosofía oriental. Dios tuvo que sostenerme firme en mi primer año de Universidad. Yo estudiaba Filosofía y uno de mis cursos analizaba algunas de las pruebas de la existencia de Dios. Así que la mayor parte del semestre estuvimos leyendo los clásicos argumentos que comprobarían que Dios existe. Y al final del semestre llegué a estar convencido de que Dios tiene que existir. Comencé a leer la Biblia por mi cuenta por primera vez. Y empecé a leer el Nuevo Testamento. Me sentí muy atraído por este joven Rabino Judío: Jesús y sus tremendos milagros y su enseñanza sin igual y sus altos valores éticos, como el sermón del monte. Casi al mismo tiempo descubrí que hay profecías en el Antiguo Testamento, en las Escrituras Hebreas -mi Biblia Judía- con las que realmente no había estado familiarizado hasta ese momento. Y comencé a leer esas profecías Mesiánicas, como Isaías capítulo 53. Este asombroso capítulo que habla acerca de la venida del Mesías, pero Él vendría modesta y humildemente y sufriría y sería rechazado. Bueno, mientras yo seguía leyendo la Biblia y orando, se volvió muy claro para mí, en un corto período de tiempo, un período de alrededor de 10 días, que Jesús era realmente el Mesías Judío y el Salvador del mundo, que Él vino a este mundo hace cerca de 2000 años, vivió una vida perfecta, murió en una cruz para hacer expiación por el mundo, resucitó de entre los muertos, ascendió de vuelta a la diestra de Dios el Padre en el cielo y que iba a regresar al planeta Tierra a Israel, a Jerusalén, para gobernar sobre Israel y sobre las naciones. Jesús enseñó que Él vino para cumplir y completarnos como pueblo Judío, para hacernos kosher, no para apartarnos de nuestra identidad judía. Jesús mismo fue y es una persona Judía, Él es el Rey de los Judíos, Los apóstoles, sus seguidores eran hombres Judíos. El Nuevo Testamento fue escrito por hombres Judíos, y cuando una persona Judía sigue al Rey de los Judíos, eso es lo más Judío que cualquier persona Judía puede hacer. No importa lo que digan los hombres, quienes son falibles, no importa lo que los líderes de la comunidad digan; importa lo que Dios dice, importa cuál es la verdad. Y la verdad es que Jesús es el Mesías, el Rey de los Judíos y Él puede cumplir y completarnos en nuestra identidad Judía. Jesús puede y necesita hacernos Kosher. Mi historia en dos palabras: ¿Kosher? … Kosher. ¿Cuál es tu palabra? ¿Cuál es tu historia?

1 comentario

Los comentarios están desactivados.